La antiguas civilizaciones cubrían sus techos con hojas, ramas y pajas hasta que se dieron cuenta que necesitaban algo más resistente que pudiera soportar cualquier cambio climático para poder resguardar su patrimonio, es así como, alrededor del año 2000 A.C. se conoció un producto que podría cambiar la historia de las siguientes generaciones al cual se le denominó; teja de barro, que gracias a las ventajas que tiene, se mantiene vigente hasta la actualidad ya que son ideales para proyectos pequeños como una casa o grandes como cabañas y hoteles.

Las tejas de barro son resistentes, esto quiere decir que son capaces de resistir la fuerte lluvia, del granizo o hasta los fuertes vientos que suelen presentarse en las ciudades con climas extremos, esto no suele ser algún problema para ellas y hoy en día es una exigencia fundamental a la hora de revestir un techo.

Existe gran variedad de estilos ya que se pueden fabricar distintas formas y colores por lo que se puede conseguir el acabado que desees y dar un toque único a tu tejado. Cuando las instales en tu hogar reflejará más personalidad y elegancia.

Si buscas un material durable estas en el lugar indicado, las tejas de barro suelen ser muy durables y lo mejor es que no necesitan mucho mantenimiento, una teja de buena calidad es capaz de durar hasta 50 años y nos ofrece el mismo rendimiento que el primer día.

Es así como podemos decorar nuestro tejado obteniendo el resultado que estabas buscando, lo mejor es que son rápidas y fácil de instalar, sin embargo, no dudes en consultarlo con tu instalador de confianza.

En Ladrillera Mecanizada contamos con una alta variedad de opciones dependiendo tu estilo, ya sea planas o curvas, grandes o pequeñas, esmaltadas o mates. Conoce nuestros modelos aquí