Blog

Inicio > Blog

Consejos de mantenimiento para tu tejado.

Los techos de tejas tienen ventajas importantes sobre otros tipos de techos. Las tejas son resistentes a las pestes y pueden aguantar los climas extremos. Además tienen propiedades termales muy buenas que reducen las temperaturas sobre el techo. A continuación, te daremos 5 consejos para que puedas darle mantenimiento a tu techo tu mismo.

  1. Inspecciona periódicamente el tejado.

Las tejas son muy durables, pero aún así deben inspeccionarse ocasionalmente. Busca tejas que estén quebradas o rajadas. Las secciones dañadas deben cambiarse inmediatamente. Toma las medidas necesarias para reducir el efecto de otros problemas que puedan afectar a las tejas.

  1. Lava el techo por lo menos dos veces al año

Si lavas los escombros y la suciedad, eliminarás la posibilidad que crezca moho y musgo en las tejas. Usa una pistola de presión de agua para limpiar el techo. Ajusta la pistola a una presión de 8,300 kPa y rocía desde una altura de 61 cm (2 pies). El rocío no debe ser muy fuerte para no desprender las tejas. Usa una pistola de presión que posea un sistema de inducción que sea capaz de agregar una solución de cloro al rocío. Esto ayuda eliminar los organismos y además aplica un tratamiento a la superficie para prevenir su crecimiento.

  1. Renueva el techo

Después de lavar y secar el techo, puedes tomar unas medidas adicionales para proteger y rejuvenecer la superficie.

  • Lustrado. Con el tiempo se producen depósitos blanquecinos sobre las tejas. Esto se conoce como eflorescencia y opaca la superficie, pero no afecta la estructura integral de las tejas. Lustra las tejas con un trapo limpio.
  • Imprimación. Aplica una capa de imprimación sobre el techo. Esto le dará una capa de protección brillante a la superficie, que refleja los rayos solares, lo que mantiene fresco el interior de la casa. La imprimación ayuda a llenar la superficie porosa del concreto, lo cual formará una capa impermeable.
  • Pintura. Utiliza una pintura acrílica muy resistente. Puedes usar una lija fina para preparar las tejas antes de aplicar la pintura, pero éste es un proceso impráctico cuando se trata de pintar un techo.
  • Sellado. La aplicación de un sellador acrílico transparente es importante para el proyecto de restauración del techo. Usa un sellador para restaurar el color y durabilidad de las tejas.
  1. Cambia las tejas dañadas.

Las tejas quebradas, rajadas o rotas deben cambiarse cuando se descubran. Las tejas rotas pueden comprometer la habilidad del techo para resistir la lluvia y el sol. Para cambiar una teja, desliza una barra plana debajo de las dos tejas que están sobre la pieza rota. Coloca otra barra plana debajo de la teja que está al costado izquierdo de la pieza rota. Con cuidado levanta las barras y luego saca la teja rota. Antes de colocar la teja nueva, debes instalar una nueva capa de fundición. Cuando termines de instalar la teja nueva, saca primero la barra al costado izquierdo y luego la de la parte superior.

  1. Camina cuidadosamente sobre las tejas del techo.

Tendrás que subirte al techo de vez en cuando para limpiar la superficie y hacer reparaciones. Las tejas son frágiles y puedes dañar el techo cuando caminas sobre ellas. La clave está en caminar sobre el techo distribuyendo tu peso sobre un área más ancho que tu pie. Para hacerlo, los trabajadores experimentados colocan tablas de contrachapado con una cara con espuma para movilizarse por la superficie del techo. Nunca camines sobre los bordes de las tejas o sobre tejas con cortes especiales, ya que son difíciles de reponer.

Recuerda que en Ladrillera Mecanizada somos productores y exportadores de productos de alta calidad, hechos con 100% barro natural con diseños en colores clásicos, envejecidos y contemporáneos donde además, estamos comprometidos con el medio ambiente siguiendo las normas para proteger agua, aire y suelo.