No por nada los ladrillos fueron el material que eligió el cerdito inteligente del cuento. Las investigaciones confirman que la reconocida longevidad de los ladrillos de barro no es sólo un cuento de hadas. El Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (National Institute for Standards and Technology, NIST) le otorga una vida de 100 años. Pero…conoces cuáles son algunos de los tipos de ladrillo que existen, aquí te decimos algunos:

Ladrillo modular

Es el ladrillo con perforaciones en la tabla de volumen superior al 10 %. Su forma se obtiene por extrusión de la arcilla a través de una boquilla.

El ladrillo modular es el que tiene un uso más generalizado a la hora de realizar una fábrica cara vista. Se emplea habitualmente en aparejos con llagas convencionales, en torno a 1 cm o 1,5 cm, quedando asegurada la resistencia y la estanqueidad, al penetrar el mortero en las perforaciones y conseguir una adherencia perfecta entre ambos materiales.

Ladrillo sólido

Es el ladrillo sin perforaciones o con perforaciones en la tabla de volumen no superior al 10%.  Los ladrillos solidos incorporan en una o ambas tablas unos rebajes llamados cazoletas. La utilidad de este rebaje es la de poder albergar en la tabla un espesor de mortero suficiente que garantice la perfecta adherencia entre las piezas, evitando problemas de estanqueidad y resistencia, sobre todo al emplear llagas de espesores inferiores a 0,5 cm.

Azteca

Principalmente de uso residencial, comercial e institucional. Es un excelente aislante térmico; gracias a las cámaras de aire en su diseño este ladrillo permite ahorros en climatización y aislamiento acústico.

Refractario (para asador)

Es un ladrillo resistente al contacto directo con el fuego, no se quiebra con el calor, no requiere boquilla, guarda el calor optimizando el combustible y es ideal para: chimeneas, hornos artesanales, asadores, parrillas y fogateros.

Recuerda que en Ladrillera Mecanizada contamos con amplia variedad de productos de alta calidad, hechos con 100% de barro natural con diseños en colores clásicos, envejecidos y contemporáneos donde además, estamos comprometidos con el medio ambiente siguiendo las normas para proteger agua, aire y suelo.