Solo un correcto mantenimiento del suelo de barro garantiza una protección total contra las manchas y evita la aparición de problemas futuros; Ya que un mantenimiento incorrecto en algunos casos podría producir manchas cuya eliminación total presenten mayor dificultad o la imposibilidad de hacerlo como por ejemplo: no limpiar y dejar que se seque en la superficie el líquido derramado de una botella de refresco.

Por ello a continuación te dejamos un par de consejos que te servirán para darle a tu piso de barro un mantenimiento adecuado.

Procedimiento para mantener suelos de barro: Esta fase en sí misma es muy sencilla. Tras una buena limpieza del suelo de barro con aspiradora o trapeador, fregamos el mismo diluyendo en una cubeta con agua algún tipo de cera noble de origen vegetal.

Es importante subrayar que el trapeador hay que pasarlo de manera uniforme y bien escurrido, no dejando charcos en la superficie. Posteriormente, dejamos secar al menos 20 minutos antes de pisar. La frecuencia de esta operación depende del uso que se le dé al pavimento, pero en circunstancias normales, es conveniente realizarla al menos una vez por semana.

Recomendaciones para un adecuado mantenimiento de los suelos de barro: Nunca utilizar detergentes, alcoholes ni amoniacos que alterarían los productos utilizados para el acabado. Utiliza ceras nobles de origen vegetal diluidas con agua para la limpieza diaria mediante un trapo o trapeador ligeramente humedecido.Se recomienda la utilización de topes o fieltros auto adhesivos para el mobiliario pesado que vaya a desplazarse con el fin de evitar potenciales ralladuras en el pavimento recién tratado. Evitar asimismo arrastrar muebles con gran peso que tengan protecciones de goma negra que pudieran dejar algún trazo de este color en el suelo. No obstante, en la gran mayoría de casos estas rayas  se suprimen con mantenimiento de limpieza básica.

No extender ningún tipo de superficie plástica durante un periodo amplio de tiempo (piscina movible por ejemplo) sobre el suelo de barro ya que impediría la transpiración necesaria de este tipo de suelos e impediría la evaporación de humedades con la posible aparición de salitres a medio plazo.

Eliminar el origen de cualquier fuente de humedad continua como: filtraciones de agua por roturas de tubería o inexistencia de nivelación de superficie para evacuar agua (lo que produce encharcamientos continuados), etc.

Evitar, en la medida de lo posible, que se sequen sobre la superficie de barro de manera reiterada y en abundancia líquidos como bebidas alcohólicas, aceites u orina de mascotas.

Recuerda que en Ladrillera Mecanizada contamos con amplia variedad de productos de alta calidad, hechos con 100% de barro natural con diseños en colores clásicos, envejecidos y contemporáneos donde además, estamos comprometidos con el medio ambiente siguiendo las normas para proteger agua, aire y suelo.