Es fundamental que el tejado se encuentre en buen estado, para evitar goteras o filtraciones hacia el interior de la vivienda y también evitar que una teja suelta pueda caer y ocasionar algún daño. Los principales riesgos de la falta de mantenimiento de los tejados son:

– La rotura de una teja
– Formación de grietas

Para saber si hay alguna teja suelta, puede bastar con una revisión visual: por lo general, las que no están fijadas al techo aparecen rotas, desplazadas o torcidas. Para una mayor seguridad, se aconseja examinar el tejado con detenimiento para comprobar que no hay piezas sueltas. El segundo problema es, la formación de grietas, este problema está relacionado con el primero, puesto que si una teja se rompe o se desplaza, el hueco que deja dará lugar a una grieta.

Pero no hace falta que ocurra eso con una teja para que se forme una grieta: ésta puede deberse sólo a la acción de hongos o a una mala impermeabilización.

 

La formación de grietas como la rotura o desplazamiento pueden deberse a la acción de condiciones climáticas adversas (tormentas, nieve, lluvias torrenciales…) durante un tiempo prolongado. Otros factores como no recibir mucho sol, serán más propensos a la acción de hongos y bacterias. Es decir, hay muchos elementos que afectan el estado del tejado.

Por lo que a continuación te presentamos algunos consejos a tomar en cuenta, si quieres mantener en buen estado tu tejado.

  • Revisar el estado del tejado una vez al año.  Lo correcto sería que un experto realice una revisión en un plazo inferior de cinco años.
  • Procurar que no haya ramas de árboles cerca del techo.
  • Examinar, además de las tejas, conductos de ventilación, chimeneas, la buhardilla, claraboyas y tragaluces.
  • Recuerda que en Ladrillera Mecanizada contamos con amplia variedad de productos de alta calidad, hechos con 100% de barro natural con diseños en colores clásicos, envejecidos y contemporáneos donde además, estamos comprometidos con el medio ambiente siguiendo las normas para proteger agua, aire y suelo.