Uno de los estilos más valorados en la decoración es el estilo rústico por su versatilidad, calidez y naturalidad. Y uno de los pilares al momento de decorar es sin duda alguna el piso. Materiales como el barro, la arcilla, la piedra o la madera son comunes en el estilo rústico. Por ello la combinación de elementos es la clave para dar la identidad deseada a nuestro hogar.

Muebles para decorar tu espacio rústico:
Los muebles de madera permiten multitud de estilos que combinan a la perfección, tanto para espacios interiores, como para espacios exteriores.

Según el estilo que desees puedes elegir muebles clásicos de madera maciza, que aportan calidez y un estilo colonial a las estancias. En este estilo suelen utilizarse maderas de tonos oscuros, no obstante, cada vez es más habitual encontrar muebles coloniales de colores claros, que aportan una gran luminosidad a las estancias y dan un aspecto moderno y “vintage”. Los muebles antiguos o restaurados que podemos conseguir en numerosas tiendas, anticuarios, rastrillos o que hemos heredado de nuestra abuela, son opciones que podemos adoptar a la hora de decorar nuestro espacio.

Si dispones de terraza, jardín o un patio interior, los muebles de mimbre o rattan son una opción acertada para crear una zona espectacular de confort.

Juegos de mesas y sillas, mecedoras y tumbonas hechas con estos elementos, son las reinas de las terrazas y espacios “chill out”. Quedan muy bien al lado de las piscinas. Pero no son exclusivos de espacios exteriores, podemos amueblar o añadir algún elemento suelto a las estancias interiores, en baños, en cocinas, salones, recibidores… podemos incorporar una cesta de mimbre (o rattan), un sillón, una mecedora o un paragüero.

 

Complementos y textiles en tu espacio rústico:
Los textiles son otro de los elementos que marcarán nuestra decoración. Las tonalidades o estampados elegidos definirán el efecto que queremos conseguir. Los tejidos de fibras naturales son los preferidos en ambientes rústicos: lino, algodón, lana, esparto. También podemos optar por una alfombra de rafia o bambú. En cuanto a los colores, las tonalidades cromáticas van desde los blancos y crudos (beige, marfil) pasando por grises y colores naturales, tierra, piedra, ocres y marrones.

Con un estilo rústico no hace falta utilizar muchos complementos decorativos, ya que puede crear un ambiente recargado que desfigure su esencia. A pesar de ello, los elementos decorativos es lo que confiere.

No pueden faltar flores, si son naturales y de la zona mejor. Además de los anteriores podemos añadir muebles o complementos decorativos de bambú, esparto o a nuestro espacio rústico, pues armonizan sin problema en un entorno campestre.

Recuerda que en Ladrillera Mecanizada contamos con amplia variedad de productos de alta calidad, hechos con 100% de barro natural con diseños en colores clásicos, envejecidos y contemporáneos donde además, estamos comprometidos con el medio ambiente siguiendo las normas para proteger agua, aire y suelo.