El ladrillo es una de las mejores opciones que tienes para elegir al momento de decidir darle ese toque “extra” a una habitación. A veces lo que necesitas es que el espacio no sea completamente “plano”, y eso es en lo que el ladrillo te puede ayudar. A continuación te presentamos algunas formas en las que puedes utilizar ladrillo para cambiar por completo el look de un cuarto.

Ejemplo 1:

Este fondo de ladrillos nos da una sensación cálida de “hogar”. El tono combina muy bien con las paredes blancas y el piso de madera.

Ejemplo 2:

En este caso tenemos un fondo de ladrillos en la habitación donde está la cama. Al momento de entrar a la habitación una pared así generará un impacto que difícilmente podrá ser igualado por otro material.

Ejemplo 3:

Finalmente tenemos el baño, donde se crea una atmósfera diferente gracias a la pared de ladrillos. Nos da una sensación de estabilidad y un impacto en el que los colores se complementan muy bien.

¿Qué esperas para tener tu propio fondo de ladrillos en tu propia casa? Contáctanos para que podamos apoyarte a hacer realidad tu proyecto.

 

¡DÉJANOS TU MENSAJE Y RECIBE LAS MEJORES PROMOCIONES!